Nuevos comienzos

La sede oficial de las emociones se encuentra ubicada en el barrio primitivo de nuestro cerebro, y como este nuevo comienzo es un nuevo viaje hacia la realización, hacia la felicidad personal, una búsqueda de la emoción, a partir de los próximas líneas y hasta el momento final en el que este Blog viva sus últimos hálitos de palabras, intentaré regresar a mi barrio, a ese barrio tan grande y vario como el mundo y tan pequeño como las cámaras de mi corazón. Pues es de todos sabido que sin corazón no hay barrio y sin barrio no hay emoción, por tanto son estas primeras palabras de diciembre como las de un invierno que está por llegar y una primavera que se espera.

Espero por tanto ser intermediario de las emociones, transmisor de historias y cazador furtivo de las palabras del alma, porque todos en algún momento de nuestras vidas hemos sido vendedores ambulantes de los sentimientos. Y como el trabajo está incluso peor distribuido que la riqueza, mi intención es seguir trabajando para regalar emoción con mis textos, para que podáis hacer crítica de ellos, para que no permanezcáis indiferentes a ellos y para que la música, el deporte, el arte, la historia y la cultura sean las espadas de palabras con las que logremos abrir el pecho de las conciencias, también por qué no del recuerdo, que en esencia es una bonita forma de volver a vivir.

En mi barrio que es blog será factor determinante la desinhibición, pues a mayor grado de esta, quedará más expedito el camino a la creatividad. Por ello en la vuelta a la manzana de mi calle, iluminada por palabras, habrá portales para las artes plásticas, para la música, ventanas para el deporte, la historia y por su puesto la imaginación. Pues sin imaginación no hay mundos que crear, sueños que realizar, tampoco camino, porque si se hace camino al andar, no hay nada mejor para hacer camino que imaginar estelas en el mar.

Es por tanto este blog un enorme puzzle de palabras por encajar con mi felicidad y la vuestra, otro nuevo comienzo, otro intento más por generar endorfinas, sensación de bienestar, sentimientos de gratitud y satisfacción existencial, tanto para el escritor como para vosotros, queridos lectores.

Por ello os invito a mi barrio de extrarradio, que es Blog al otro lado de la cordura de un gaditano que vive en medio de la nada más jodida y maravillosa.

IMG_9578
Foto: Antonio Camacho
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s