Líneas inacabadas para el todo y la nada

A veces quisiera recordar la última vez que estuve sin pensar en nada, pero un segundo después de intentarlo recuerdo que es imposible del todo. Ese es en realidad uno de mis mayores problemas, el todo o la nada. En realidad no somos nada, pero no dejamos ni un solo instante de pensar en todo, incluso más allá de la nada. Quizás no sea nada o lo sea todo, posiblemente lo que realmente nos sucede es que no estamos del todo seguros de que no ha sucedido nada de lo que recordamos. Sigue leyendo “Líneas inacabadas para el todo y la nada”

Anuncios

Nuevos comienzos

La sede oficial de las emociones se encuentra ubicada en el barrio primitivo de nuestro cerebro, y como este nuevo comienzo es un nuevo viaje hacia la realización, hacia la felicidad personal, una búsqueda de la emoción, a partir de los próximas líneas y hasta el momento final en el que este Blog viva sus últimos hálitos de palabras, intentaré regresar a mi barrio, a ese barrio tan grande y vario como el mundo y tan pequeño como las cámaras de mi corazón. Pues es de todos sabido que sin corazón no hay barrio y sin barrio no hay emoción, por tanto son estas primeras palabras de diciembre como las de un invierno que está por llegar y una primavera que se espera. Sigue leyendo “Nuevos comienzos”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑